¿Qué es 2016 Bidea?


Domingo 9 de octubre

LONGITUD DURACIÓN ACTIVIDADES TOTAL
21 Km 5,75 h. 2,75 h. 8,5 h.

DANTZA MENDIAN – DANZA EN EL MONTE

MUNICIPIOS

  • Baiona
  • Bidart
    • Danza contemporánea 2, Compagnie Athena
  • Guéthary
  • Donibane Lohizune

     

Dedicamos este trayecto a la danza contemporánea, que en los últimos tiempos se está revalorizando fuertemente en Euskal Herria con el acontecimiento anual denominado Dantza Hirian (danza en la ciudad). Y queremos dar una vuelta a ese concepto, en lo que podríamos denominar “Dantza Mendian” (danza en el monte) jugando con las conexiones entre el movimiento corporal y la naturaleza, los árboles, las rocas y los paisajes.

Nuestra idea es concentrar la actividad en los puntos más acordes con la naturaleza, aunque aquí se trata siempre de naturaleza “domada” ya que la etapa apenas atraviesa espacios realmente salvajes. Curiosamente, es una de las más urbanas.

La primera actividad fue la visita guiada a la exposición al aire libre de la Bienal de Arte Contemporáneo Anglet-Costa Vasca. Primero, una instalación en la Chambre d’Amour, una cueva en el acantilado en la que una pareja que allí se escondía se ahogó con la subida de la marea y de ahí el nombre del lugar. La escultura se refería precisamente a esa historia. Las otras dos eran alusivas al mar, ya que estaban a pie de playa. Fue una actividad tranquila para empezar la mañana.

Junto al último montaje artístico nos esperaba el grupo de txalaparta que comenzó interpretando sonidos con las maskorrak, elemento novedoso que gustó mucho a los participantes. La energía de la percusión despertó a los excursionistas para emprender la marcha.

La siguiente actuación era ya en Biarritz con la primera de las tres sesiones de danza contemporánea, el espectáculo “Mineral, vegetal, animal…”, que trataba la fusión entre movimiento corporal y naturaleza, algo que a priori nos parecía especialmente apropiado para 2016 Bidea. En esta primera parte se recreaba el mar con la intervención de animales como esponjas en una dramática interacción. El espectáculo contaba con músicos y cantantes en directo y tres bailarinas.

La segunda intervención, en Bidart, tenía el componente de un paisaje espectacular (una plataforma frente al mar y con la costa labortana a ambos lados) y recreaba el mundo vegetal, pero si la primera interpretación tuvo el valor de la novedad y la puesta en escena, esta era mucho más sencilla, aunque con componentes parecidos. La verdad es que no era un espectáculo fácil de asimilar para nuestro tipo de público.

La tercera sesión de danza, en Donibane Lohizune, tenía como tema lo mineral y fue un poco insistir sobre lo mismo. A pesar de que el grupo había elegido un lugar especial que por su orografía permitía un juego interesante entre el paisaje y el movimiento; a pesar de la corta duración de la intervención, a pesar de la calidad de los intérpretes…

Finalmente, se produjo la visita al Jardín Botánico, que los participantes se tomaron relajadamente, apreciando las plantas, contemplando el paisaje costero, charlando y descansando.

En general podríamos decir que esta jornada constituyó un error de programación en lo relativo a la danza contemporánea, al no haber podido presentar un espectáculo más acorde con el interés cultural de los participantes en 2016 Bidea.


Todas las entradas sobre 2016 Bidea

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies