¿Qué es 2016 Bidea?


Los trabajos previos se desarrollan entre junio de 2015 y marzo de 2016 y los podemos dividir en tres partes:

  • La conceptualización e investigación para la realización de un programa artístico-cultural base, entre junio y septiembre de 2015.
  • La socialización, presentaciones del proyecto en las distintas comarcas por las que pasa la ruta con el fin de darlo a conocer y posteriormente recibir propuestas de los agentes locales. Entre noviembre de 2015 y marzo de 2016

En este artículo hablaremos de la primera parte y explicaremos la segunda y tercera en entradas posteriores.

 

CONCEPTUALIZACIÓN E INVESTIGACIÓN

En primer lugar comenzamos por un proceso que permita conocer qué características y con qué recursos podemos contar en cada una de las poblaciones por las que pasan las etapas ya que el espacio que comprende 2016 Bidea es muy amplio. Esta investigación abarca el primer trimestre en su totalidad (julio-septiembre) y se prolongará a lo largo del segundo, cuando las presentaciones permitan el contacto directo con los agentes culturales locales. Previamente hemos realizado un trabajo de definición de las poblaciones por las que transcurren las etapas. Una dificultad en este sentido estriba en que disponemos de los tracks sobre mapas físicos que no indicaban los límites de cada municipio y en algunos casos ha sido y es difícil establecer claramente por dónde transcurren las rutas.

La investigación se ha desarrollado en tres aspectos:

 

  • Creación de bases de datos de identificación de los agentes, principalmente de entidades culturales y asociativas presentes en las localidades implicadas (de las que reunimos unos 2.900 registros) pero también de instituciones, fundaciones, museos, etc. Estas bases se han ido actualizando tanto con correcciones como con nuevos añadidos. En total fueron siete listados: responsables municipales (alcaldes), técnicos de cultura, técnicos de deportes, agencias de desarrollo comarcal y local, entidades turísticas, agentes culturales (asociaciones y otros) y grupos de montaña y excursionismo.

  • Investigación bibliográfica y en internet sobre elementos y particularidades culturales de cada municipio o comarca: programación cultural, tradiciones, fiestas, ferias, eventos, historia, desarrollo socioeconómico…
  • Indagación a través de los habitantes o personas conocedoras de cada región, sobre los recursos más interesantes y posibilidades de actuación.

PROGRAMA ARTÍSTICO-CULTURAL BASE

Simultáneamente a la investigación, y también como consecuencia de ella, vamos estableciendo una propuesta de actuaciones atendiendo a los siguientes criterios:

  • Adecuación-implicación: Contar con los recursos que ofrece la zona por la que pasa cada etapa, en distintos planos:
  • Institucional: programación municipal, recursos turísticos, museos y fundaciones…
  • Asociativo: preferentemente de la actividad de entidades culturales, pero también recreativas y de otro tipo.
  • Socio-antropológico: tradiciones, fiestas, gastronomía, folklore, perfiles sociales y socio-culturales de los habitantes…
  • Posibilidad de adaptación de las actividades a un programa de etapas montañeras.
  • Variedad: Intentamos que estén presentes el mayor número de ámbitos artísticos y culturales posibles teniendo en cuenta las especiales características del programa.
  • Visibilidad a cierto tipo de manifestaciones culturales que pueden ser minoritarias y hacerlas un poco más accesibles.
  • Participación: buscamos que tanto los participantes en las rutas montañeras como los habitantes y agentes culturales de los municipios por los que pasan no sean simplemente público sino que se sientan integrantes e integrados.

 

Estos criterios se tendrán en cuenta igualmente en la elaboración del programa final a partir de las propuestas que realicen los agentes culturales en cada comarca.

El resultado ha sido un pre-proyecto de actividades con dos finalidades:

  • Que sirva de punto de partida sobre la que estructurar la siguiente fase (la de socialización, presentaciones y admisión de propuestas por parte de los agentes culturales).

  • Como forma de disponer de una base sobre la que trabajar en caso de que la respuesta de los agentes culturales no fuera positiva en alguna o en varias etapas.

 


Todas las entradas sobre 2016 Bidea